lunes, 3 de enero de 2011

AVAL: HASTA EL MÁS MACHO DE LOS MACHOS

- Aquella media mañana, en la época del colegio, cuando lo encontré golpeando y humillando a un chico menor que él por el simple hecho de ser gay y por no esconder lo que realmente es. Aquella media mañana cuando interrumpí su “valiente acción” me dio un empujón y se fue del baño. No me golpeó porque no sabía que yo también era gay.

- Todos, o casi todos, le temían, era uno de los altos y corpulentos del colegio, de piel morena y corte de cabello militar, se comportaba como animal y era por eso que todos le llamaban “anival”.

- “maricón” “cabro” mariposón” (como él decía) que se le cruzaba era victima de sus estúpidas bromas y de sus golpes. Cuando alguien se iba a quejar sobre su comportamiento él lo negaba todo. muy pocas veces fue castigado porque nadie le acusaba y tampoco habían testigos, callaban por miedo.

- Una vez quiso meterse conmigo pero lo que él no sabía era que yo era amigo de un chico que siempre le hacia el pare y le daba de alma. Podría decirse que tenía alguien quien cuidara y me protegiera de tremendo bestia y yo algunas veces lo provocaba para joderlo aunque siempre me mandaba a la mierda. Era divertido.

- Era el típico chico pendejo del colegio, mujeriego y palomilla, no había, según él, chica que no haya caído en sus “encantos”, enamorada que tenía sabia muy bien que él podía estar con las que él quisiera y si no les gustaba la idea no podían seguir cómo pareja. Habían cojudas que le aceptaban tremendo trato.

- Grosero cómo él solo, no respetaba absolutamente a nadie, ni a los profesores, claro que evitaba los castigos a como de lugar.

- Una vez contó, riéndose, que su abuelo homofóbico mató a un hombre por ser gay, en su familia no soportaban los “cabros mal nacidos”, que deberían de morirse todos porque “eso de que se rompan el culo es solo para mujeres”.

- Metía la mano descaradamente a casi todas las chicas y cuando se quejaban se hacia el inocente. Tenía un pensamiento bastante machista, contaba que en su casa mandaba su viejo y si su madre se oponía “le caía golpe”. Todo parecía tan normal para él.

- Cuando se enteró que era gay, buscaba la sin razón para poder golpearme, pero nunca lo pudo conseguir, una vez me tiró al piso e intentó patearme pero para su mala suerte, el chico quien era mi amigo y quien le hacia el pare se le fue encima y le dio una golpiza que dudo mucho que lo haya olvidado.

- Aval dejó de hablarme, nunca más lo hizo, terminamos el colegio y nunca me dijo una palabra. Siempre con sus indirectas que “hay un mariposón que tiene su marido en este colegio”. Yo reía.

- Después de terminar el colegio, y al pasar de los años, me enteré que había embarazado a unas dos chicas y que no se hacia cargo de sus hijos. Seguía siendo el mismo de siempre, según me contaron.

La otra noche, jueves para ser específicos, salí con un grupo de amigos y fuimos a una disco, esa que dizque es la mejor disco gay pero que ya bajó sus bonos, estábamos sentados en uno de sus muebles rojizos conversando y bebiendo licor, a lo lejos había alguien quien me parecía conocido, no podía ser cierto lo que veían mis cuatro ojos (uso lentes), Aval bailaba y se manoseaba con un chico, me fui acercando para ver más y su acompañante le metía la mano al trasero y se daban besos en la boca, sonreí: “Aval, a los años que te dejas ver” él me miró y trataba de sonreír, estaba nervioso, lo podía notar. No diré más, sólo que me gustó ponerlo en aprietos aquella noche, recordándole viejos tiempos, lanzándole indirectas cada vez que podía. Incluso bailé junto a él “Hush Hush” de las Pussycat Dolls. Nunca en mi vida de colegio había visto a un Aval tan sensible, tan nervioso, tan inseguro. Me tuve que ir temprano de la disco pero antes de salir él me detuvo y me pidió que no le contara a nadie que le había visto en esa disco, le deje bien en claro que “yo no soy cómo tú, no soy un cobarde”.

7 comentarios:

Damian dijo...

lo tendria bien escondido, porque seran asi algunos, una cosa es querer ocultarlo pero ya otra estar de maton de gays cuando uno tbn lo es

Didii Freiitas dijo...

Quien lo diría, que vueltas que da la vida...

Buen blog, te sigo.

Onix dijo...

No es la primera vez q escucho (leo) algo asi, suele suceder, tratar de eliminar lo q no kieres ser...y al final terminas matandote o haciendola de traca en alguna disco de mala muerta je...

L e x dijo...

No me sorprende pero vaya tipos los que se reprimen tanto que terminan mostrando hasta homofobia, es ridícula, que pena por ellos mismos, se odian, nuna estarán tranquilos.

Xabier dijo...

no creo q haya sido un gay reprimido...

mas bien creo q de tanto discriminar a los gays le comenzo a gustar la cosa, creo q es un neofito!!!

hay q ayudarlo? no , q se joda :D

BsF dijo...

Que pendejo, todos los colegios están llenos de tipos como esos. Son unos pobres huevones que no valen la pena, cobardes que por no admitir lo que son terminan odiando lo que ellos quieren ser.

La vida da vueltas, mejor no hacerle caso ni bajarse a su nivel. Seguro que alguno de sus hijos no reconocidos tbn saldrá gay y ojalá que sea de los buenos.

Saludos.

Gus Custard-Apple dijo...

qué triste vida ...
ojalá aprenda.